Sobre nosotros

Reseña histórica

Una antigua casona de trabajo, productora de café, cuyos orígenes se remontan a 1750, es la sede donde funciona desde hace dieciocho años Posada Mocundo.

Se comenta entre los antiguos pobladores de la zona, que los suelos son de cuarzo, a los cuales les atribuyen propiedades energéticas y curativas, además de poseer un clima privilegiado de montaña, que contribuye a la sanación de cuerpo y espíritu.


La vieja casa fue restaurada en su totalidad, respetando la línea arquitectónica colonial que la caracteriza, conservando sus corredores,  patios de café y pilares, utilizando sus amplios salones como dormitorios, añadiendo baños y una confortable cocina para cumplir con su nueva finalidad. La vieja casa del encargado de convirtió en una cabaña dotada de 4 habitaciones con sus respectivos baños y un pequeño corredor desde donde pueden disfrutar de los colores del atardecer.

Además de la infraestructura original, construimos otra cabaña copiando su arquitectura y distribución: 4 habitaciones con baño privado y el corredor utilizado para el solaz de nuestros visitantes. Así mismo, contamos con un área de usos múltiples concebida para talleres y retiros.

El mayor disfrute fue el de construir hermosos jardines, que se han convertido en otro de nuestros espacios de tranquilidad y esparcimiento.

Los invitamos a conocer este oasis de paz, donde, además de nuestro hermoso entorno natural, podrán sentir la calidez de un servicio personalizado y deleitarse con ricos platos de la cocina tradicional venezolana.